¿Qué es el cepillado dental con la técnica de Bass?

Los odontólogos llevan muchos años utilizando la técnica de cepillado de Bass para eliminar la placa y los restos de comida. Esta técnica, desarrollada en 1948 por el Dr. Charles A. Bass, se considera una forma eficaz de mantener los dientes limpios y sanos. La mayoría de los dentistas consideran que la Técnica del Cepillado Bass es el patrón oro del buen cepillado dental, así como una forma estupenda de disminuir el riesgo de enfermedades de las encías.

 

¿Cómo funciona la Técnica del Cepillado Bass?

La clave está en cepillarse ejerciendo una ligera presión y en ángulo perpendicular, lo que permite que las cerdas del cepillo se introduzcan entre los dientes y bajo la línea de las encías. Para conseguirlo, el cepillo de dientes debe sostenerse en un ligero ángulo de 45 grados respecto a los dientes. Las cerdas del cepillo deben estar inclinadas de modo que apunten y vibren contra la línea de las encías. Esto no sólo ayuda a eliminar la placa y las bacterias, sino que también masajea las encías, ayudando a mantenerlas sanas.

 

¿Por qué utilizar la técnica de Bass?

Cuando te cepillas con la técnica de Bass, puedes llegar a las zonas de los dientes que suelen pasarse por alto con otras técnicas de cepillado. Esto significa que puedes eliminar más placa y bacterias, ayudando a mantener los dientes aún más limpios. Esta menor acumulación de placa y bacterias puede ser muy útil para prevenir las caries y las enfermedades de las encías. Además, como la Técnica de Bass es un método de baja presión, es suave con los dientes y las encías, por lo que disminuye el riesgo de dañarlos.

 

¿Cómo cepillarse con la Técnica de Bass?

Éstos son los pasos que debes seguir al cepillarte con la Técnica de Bass:

Elige las herramientas adecuadas.

Primero, asegúrate de que tienes el equipo adecuado. Se recomienda utilizar un cepillo de dientes de cerdas suaves cuando se utiliza la Técnica de Bass, ya que los cepillos de cerdas medianas o duras pueden dañar las encías. Además, se debe utilizar pasta de dientes fluorada para ayudar a mantener los dientes limpios y prevenir las caries.

Inclina el cepillo

Es importante inclinar el cepillo 45 grados con respecto a los dientes. Esto permite que las cerdas se introduzcan entre los dientes y bajo la línea de las encías. Las cerdas deben estar en punta y moverse contra las encías con movimientos cortos hacia delante y hacia atrás. Asegúrate de ejercer una ligera presión para no dañar las encías.

Cepilla por secciones

Es importante dividir la boca en secciones y cepillar cada una de ellas durante al menos 30 segundos. Esto ayuda a limpiar a fondo todas las superficies de los dientes. Debes empezar por la parte superior derecha, cepillando las superficies internas, y luego pasar a las externas. Repítelo con las secciones superior izquierda, inferior izquierda e inferior derecha. Por último, asegúrate de cepillar hacia arriba y hacia abajo las superficies de mordida.

Hilo dental y enjuague

Después de cepillar los dientes, es importante pasar el hilo dental entre ellos para eliminar cualquier resto de placa y restos de comida que haya quedado. Por último, enjuágate la boca con agua o colutorio para ayudar a eliminar cualquier resto.

La Técnica del Cepillado de Bass es una forma estupenda de limpiar eficazmente los dientes y las encías. Utilizar las herramientas y la técnica correctas ayudará a garantizar una limpieza adecuada de los dientes y a reducir el riesgo de caries y enfermedades de las encías. Recuerda cepillar con una ligera presión y utilizar ángulos para garantizar una limpieza más eficaz y si tienes algún problema con tus dientes acude a nuestra clínica dental en Arrasate y Donostia.